17/1/11

Herraduras de cobre - tecnología equina

El cobre será el componente principal que permitiría a los criadores de caballos prevenir de manera más eficaz los cascos de los equinos, porque estén o no sometidos a un trabajo regular, las consecuencias van desde lesiones, enfermedades, infecciones y cojeras, hasta daños irreversibles. Con una avanzada y exclusiva tecnología que se inserta en el contexto de la innovación y la mantención en el área de las soluciones para la industria veterinaria, Kawell, es la primera empresa en Chile en la fabricación de un producto terapéutico de prevención y cuidado del caballo. La herradura está fabricada en base a aleación de cobre que produce sales de este metal muy útiles para tratar la putrefacción del casco derivada de la acción de bacterias u hongos, con los cuales está permanentemente en contacto el caballo. Sumado a problemas de sangramiento. Las herraduras para equinos son piezas en forma de una "U", construidas de hierro, caucho, plástico o cuero, que se clavan o se pegan en el borde de los cascos de los caballos. El motivo principal es proteger al casco de lesiones y del desgaste intenso al que se ve sometido, además proporciona mayor tracción. En la arquitectura hospitalaria se recomienda el uso de bronce (aleación de cobre) en puertas y escaleras (tiradores y pasamanos). También es recomendable el uso de cobre o sus aleaciones en la arquitectura interior de edificios de alto tráfico, como el metro, instituciones públicas, museos, hoteles, restaurantes, entre otros. Desde el año 1500 a.C. se han utilizado los caballos intensivamente y se han protegido sus cascos. El herraje tal como lo conocemos, es decir con clavos se inició en el año 400 d.C. En el oriente se utilizó una especie de herradura de madera, hierbas y raíces. En Egipto y Persia se empleó la herradura de metal atada al casco por medio de correas. El ejército Mongol utilizaba un tipo de protecciones de piel para el casco. Las sandalias, botas y calcetines fueron usadas por los caballos de los griegos y romanos a las que más tarde se agregó una placa de fierro. Imágenes y fuentes: Kawell.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de conocer tu opinión, deja un comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.